No hace faltar alejarse demasiado de Londres para sorprenderse de la majestuosidad de muchos de los principales palacios y castillos de Inglaterra.

palacios de londres

Sin lugar a dudas el Palacio de Buckingham es el palacio más famoso del Reino Unido pero hay muchos más edificios de la monarquía británica que vale la pena conocer.

Los mejores palacios y castillos para visitar en Londres

Si las paredes pudieran hablar, los palacios y castillos de Londres tendrían historias fascinantes que contar.

Desde intrigas palaciegas hasta valientes actos de defensa, estos emblemáticos edificios son más que simples estructuras: son los guardianes de los secretos de una nación.

A continuación encontrarás un resumen de los palacios y castillos que puedes visitar en Londres y sus alrededores.

1. Palacio de Buckingham

visitar palacio de buckingham

Tal como mencionaba previamente, el Palacio de Buckingham es el palacio más conocido del Reino Unido, ¿la razón? Es la residencia oficial de la Monarquía Británica desde el año 1837.

Es justamente debido a su uso como residencia oficial que visitar el Palacio de Buckingham puede ser complicado si planeas tu viaje con poca anticipación.

Si hablamos únicamente del interior del Palacio de Buckingham podemos visitar los Salones de Estado (State Rooms), la Galería de la Reina (Queen’s Gallery) y las Caballerizas Reales (Royal Mews) en los siguientes meses:

  • State Rooms: Julio – Agosto (09:30 a 19:30 horas), Septiembre (09:30 a 18:30 horas).
  • Queen’s Gallery: Temporada de verano (09:30 a 17:30 horas), Resto del año (10:00 a 17:30 horas).
  • Royal Mews: Marzo – Octubre (10:00 – 17:00 horas).

Otra actividad que vale la pena realizar es presenciar el Cambio de Guardia desde afuera del Palacio de Buckingham (ver tour).

Si tu presupuesto lo permite, puedes tomar un afternoon tea frente al Palacio de Buckingham (desde 99£) independientemente de la fecha de tu visita.

2. Palacio de Kensington

visitar palacio de kensington

El Palacio de Kensington – especialmente los apartamentos 8 y 9 – es mundialmente famoso por haber sido la residencia de la Princesa Diana de Gales (Lady Di).

No obstante, visitar el Palacio de Kensington también implica sumergirse en la historia, arquitectura y opulencia de la Monarquía Británica.

Históricamente fue el hogar oficial de la monarquía y luego pasó a ser el hogar de varios miembros de la Familia Real como la Princesa Margarita, el Príncipe Harry y Meghan, etc.

Quizás sus Salones de Estado no son tan impresionantes como el Palacio de Buckingham pero sí cuenta con un majestuoso que te dejará sin palabras.

Es más, los jardines de Kensington sirvieron como inspiración a J. M. Barrie para escribir los cuentos de Peter Pan.

Hoy en día es posible sentirte como la realeza mientras tomas un Royal High Tea en The Orangerie, un restaurante ubicado en los jardines de Kensington (desde 99£).

3. Torre de Londres

visitar torre de londres

La Torre de Londres es una de las edificaciones palaciegas que más usos ha tenido desde su construcción.

Inicialmente fue una torre construida por Guillermo El Conquistador en 1066, la cual poco a poco se fue expandiendo hasta convertirse en las estructuras que vemos hoy en día.

Durante varios siglos funcionó de manera simultánea como Casa de la Moneda, prisión, zoológico y Palacio Real.

Hoy en día es un Patrimonio de la Humanidad reconocido por la UNESCO donde se encuentran las Joyas de la Corona, los cuervos de la Torre y varias edificaciones históricas.

Un punto a tener en cuenta es que puedes visitar la Torre de Londres por tu cuenta o realizar una visita guiada con los Beefeaters (Yeomen Warders).

Estos personajes son los guardianes oficiales de la Torre de Londres y realizan, sus visitas guiadas se realizan cada 30 minutos y están incluidas con el precio de tu entrada (desde 33,60£).

Personalmente te recomiendo hacer primero el recorrido guiado con los Beefeaters y luego explorar por tu cuenta aquellos lugares que te llamaron más la atención.

4. Castillo de Windsor

visitar castillo de windsor

Aunque no está propiamente en Londres, visitar el Castillo de Windsor solo requiere tomar un tren desde Waterloo Station (South Western Railway) o Paddington Station (Great Western Railway) hasta Windsor & Eton (ver ruta).

Una forma aún más sencilla de conocer este castillo es con una excursión desde Londres que te lleve por Windsor, Stonehenge y Bath (desde 79£).

No solo es uno de los castillos más hermosos y majestuosos sino que era utilizado por la Reina Isabel II como un lugar donde pasar los fines de semana.

Dentro de los lugares que puedes visitar dentro del castillo se encuentran los apartamentos de estado (State Rooms), la casa de muñecas de la Reina Mary, la Torre Redonda y los jardines.

Con el precio de tu entrada (desde 28£) también podrás ver el Cambio de Guardia del Castillo de Windsor aunque esto dependerá de la fecha y hora de tu visita.

5. Palacio de Kew

visitar palacio de kew

Kew Gardens es famoso por ser uno de los Jardines Botánicos Reales más hermosos del mundo, en su interior alberga al Palacio de Kew.

Aunque mucho más modesto que otras construcciones palaciegas, este palacio es uno de los mejores ejemplos de arquitectura Georgiana.

Lo usual es visitar los jardines de Kew (desde 13,50£) y – si tu itinerario lo permite – dedicar alrededor de una hora a visitar el interior del Palacio de Kew.

La entrada a los jardines incluye la entrada al palacio así que no tendrás que pagar de más.

Otro punto a favor es que puedes llegar fácilmente a este palacio tomando la District Line del metro de Londres (Zona tarifaria 3).

Aunque si buscas una experiencia diferente puedes tomar un crucero turístico hasta Kew (leer más).

6. Palacio de Eltham

visitar palacio de eltham

El Palacio de Eltham es una de las joyas escondidas de Londres que se ubican a solo unos minutos en tren del centro de la ciudad.

Durante la Edad Media fue una residencial real importante aunque con los años – y la existencia de otros palacios – su uso fue decayendo poco a poco.

A diferencia de otros palacios, el Palacio de Eltham combina las estructuras medievales originales con elementos Art Déco que fueron incorporados durante su renovación por parte de Stephen y Virginia Courtauld en la década de 1930.

Sus jardines temática también aportan mucho encanto aunque es mejor si visitas este lugar durante los meses de primavera y verano ya que de esa forma podrás apreciar las rosas en plena floración.

La entrada a los jardines y el palacio tienen un costo que va desde los 14,50£ (reserva aquí).

Para llegar hasta allá todo lo que tienes que hacer es tomar un tren de Southeastern Railway en London Bridge hasta Mottingham Station y caminar durante unos minutos.

7. Palacio de Hampton Court

visitar palacio de hampton court

Ubicado a unos 19 kilómetros al suroeste del centro de Londres, a orillas del río Támesis, el Palacio de Hampton Court combina historia, arte y jardines que te harán flipar.

Sus habitaciones y pasillos han sido parte importante de la dinastía Tudor. Incluso este palacio alberga la cocina mejor conservada de la época de los Tudor.

Aunque si no eres muy apasionada de la historia ni la arquitectura, quédate tranquilo porque podrás desconectarte del bullicio de la ciudad en el laberinto ubicado en los jardines de Hampton Court.

La entrada al palacio y sus jardines ronda los 26,30£ (reserva aquí), a ello tienes que añadir cerca de 10£ por trayecto para tus traslados en tren (Waterloo Station – Hampton Court) con la compañía South Western Railway.

8. Palacio de Westminster

visitar palacio de westminster

El Palacio de Westminster – también conocido como “Houses of Parlament” – es el centro político del Reino Unido ya que su interior alberga las dos cámaras del Parlamento del Reino Unido: la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores.

Si eres ciudadano del Reino Unido puedes ponerte en contacto con tu diputado para asistir a una sesión en la Cámara de los Comunes o la Cámara de los Lores, caso contrario deberás contratar una visita guiada (desde 39£).

Dada la importancia política de este edificio es que no se pueden visitar todas sus estancias.

Aún así, cuenta con una ubicación privilegiada en el corazón de Londres así que no te será difícil incluir una visita en tu itinerario de viaje.

Y – si por tiempo o dinero – no entras al Palacio de Westminster – siempre podrás tomarte una foto con el Big Ben.

9. Palacio de St. James

visitar palacio de st james

Situado a menos de 1 kilómetro del Palacio de Buckingham, el Palacio de St. James viene a ser una de las edificaciones palaciegas más antiguas de Londres.

Lamentablemente no es un lugar al que se pueda acceder al público debido a su uso como residencia de miembros de la familia real y centro administrativo.

Otro punto a destacar sobre el Palacio de St. James es que es justamente dentro de uno de sus patios interiores donde da inicio el Cambio de Guardia del Palacio de Buckingham.

Debido a ello es común ver a varios turistas seguir a la Guardia Real durante todo su recorrido hasta el Palacio de Buckingham.

10. Palacio de Lambeth

visitar palacio de lambeth

El Palacio de Lambeth no tiene un pasada que se relacione estrechamente con la monarquía inglesa ya que no ha sido hogar de la realeza.

En su lugar, el Palacio de Lambeth se viene desempeñando como residencia oficial del arzobispo de Canterbury y su familia durante más de 800 años.

Su ubicación en la orilla del Támesis, frente a Westminster, lo hace fácil de visualizar aunque visitarlo es un asunto totalmente diferente.

Este palacio se encuentra en remodelación, lo que dificulta conseguir una visita guiada.

Lo que sí es seguro es, que durante la temporada de verano, se pueden visitar los jardines del palacio el primer viernes de cada mes.

11. Palacio de Fulham

visitar palacio de fulham

El Palacio de Fulham fue la residencia oficial del Obispo de Londres durante más de 1300 años, hasta 1973.

Hoy en día es posible visitar La Gran Sala, la Capilla de San Eduardo, el Museo del Palacio de Fulham y sus jardines de forma gratuita.

Este palacio abre sus puertas todos los días y – si bien el palacio es una joya arquitectónica – sus jardines te dejarán sin palabras.

No está precisamente en el centro de Londres pero sí se puede llegar a este lugar tomando la District Line del metro hasta Putney Bridge.

Te recomiendo este lugar si buscas un lugar tranquilo donde hacer un picnic sin estar rodeado del tumulto de turistas que visitan Londres.