El metro, también llamado Tube o Underground, es el medio de transporte londinense más utilizado por turistas y locales. Lo curioso es que no le toma mucho esfuerzo a un londinense detectar a un turista en el Tube.

etiqueta en el metro de londres

Las pistas saltan a la vista, desde quedarse parado mirando las barreras del metro hasta hablar a todo dar dentro de los vagones.

1. Ten tu Oyster Card a la mano

La eficiencia es algo que caracteriza a los Ingleses, en el metro de Londres se lo toman muy a pecho.

Imagina que tienes prisa por tomar el metro y un turista se queda parado frente al torniquete de ingreso, ¿no te daría un poco de rabia?

Es por eso que deberías ir buscando tu Oyster Card u otra de las tarjetas de transporte de Londres desde el momento que ingresas a la estación (si no es antes).

Para ti puede ser solo unos segundos, pero para otra persona puede ser el factor decisivo entre perder el tren o no.

Y ni qué decir si descubres que no hay cargado suficiente saldo en tu Oyster Card ….

2. No tienes que esperar al cierre de barreras para pasar tu tarjeta

barreras del metro

Te entiendo, en otros sistemas de metro de Europa debes esperar a que las barreras se cierren antes de poder validar tu tarjeta.

En el metro de Londres la situación es un poco distinta ya que basta con ver una luz naranja en el lector para que puedas pasar tu tarjeta por el.

Esto es especialmente útil durante la hora punta, momento en que las plataformas del metro no tienen nada que envidiar a una horda zombie 🧟.

3. La izquierda es para los que tienen prisa

ve por la derecha en metro de londres

Otra regla no escrita que tiene que ver con el tiempo de viaje es que el lado izquierdo de las escaleras es para aquellas personas que van con prisa.

No me refiero a la prisa de “querer ser el primero en llegar al London Eye” sino a situaciones realmente importantes como llegar tarde al trabajo o perder tu vuelo en el Aeropuerto de Heathrow.

Incluso hay señales de “Stand of the right” (Mantenga su derecha) en las escaleras así que no digas que no estabas avisado.

4. Hay una cola “invisible” en las plataformas del metro

Un error clásico de turista es ver que el espacio frente a las puertas del metro está libre y se paran justamente ahí ¡crasso error!

Ese espacio es justamente para que las personas puedan bajar del metro.

Las personas que piensan tomar el mismo tren que tu se colocan a los lados de la puerta (izquierda y derecha) para poder subir de forma ordenada.

5. Dejan que las personas bajen antes de que tú subas

la cola invisible en metro de londres

Si en tu ciudad cuentan con un sistema de metro no tengo que decirte la importancia de dejar que las personas bajen de los vagones del metro antes de que puedas subir.

¡Es sentido común!

Una acción tan sencilla puede ahorrar mucho tiempo y evitar que te vuelvas el archienemigo de muchos londinenses.

6. No hagas contacto visual con otras personas

no hagas contacto visual en el metro

Algo que me ha ocurrido con bastante frecuencia durante mis viajes por Europa pero que resalta aún más en el metro de Londres es que a muchos londinenses les resulta incómodo que hagas contacto visual con ellos.

Yo soy latino así que me resulta difícil quedarme tranquilo mirando mis pies durante todo el trayecto en metro.

Bueno fuera pasar el rato mirando a la ventana pero gran parte del metro es subterráneo así que no hay mucho que pueda hacer al respecto.

7. Evita los ruidos

Otra norma que debes cumplir si no quieres molestar a otras personas es ser lo más callado posible.

Mi herencia latina no me deja estar callado, especialmente si viajo con amigos … y soy de los que ríen a todo dar.

Volviendo al tema, procura no hablar durante tus traslados en el metro. Y si piensas escuchar música procura usar auriculares con un volumen que no incomode al resto.

8. Se consciente con lo que comes dentro del metro

dentro del metro de londres

Aunque sí se puede comer dentro del metro hay que tener un poquito de tino a la hora de elegir qué te llevarás a la boca.

Dejando de lado tus hábitos alimenticios (algunos más saludables que otros), lo que te recomiendo es ingerir alimentos con un olor fuerte.

Por ejemplo, esa lata de atún que llevas contigo para ahorrar algo de dinero en tu viaje deberás comerla antes o después de tu viaje en metro ¡pero nunca la abras dentro del vagón!

9. Ignora a los que vienen de fiesta

Durante los fines de semana está en operación el Night Tube, un servicio de trenes que funciona 24/7.

Hasta ahí todo bien, el probable es que si viajas muy temprano un sábado o domingo puede que te topes con el típico borracho que se fue de copas.

Solo ignóralo o cámbiate de vago.

10. No te quedes en la puerta del metro

¡Avanza! Si eres de las personas que piensa que es mejor quedarse cerca de la puerta del metro para bajar más rápido, déjame decirte que no eres la única persona que piensa así.

¿El resultado? Una gran masa de gente atiborrada cerca de la puerta que dificulta el flujo de pasajeros.

El medio de los vagones suele estar más desocupado. Cuando necesites bajar solo pide permiso, la gente te lo dará.

11. Cede el asiento a quien lo necesita

Primero que nada debo decir que los asientos deberían ser usados únicamente por personas, no son un lugar para colocar tu mochila, bolso, cartera o chaqueta.

Teniendo eso en cuenta y si eres de los afortunados que logra viajar sentado en el metro debes estar al tanto de personas que puedan necesitar el asiento más que tú.

Con ello me refiero a mujer embarazadas, personas que viajan con niños pequeños, ancianos, personas con alguna discapacidad motriz, etc.

12. Cuidado con el escalón

mind the gap metro de londres

O como dicen el Londres “Mind the Gap”. Son muchas las plataformas que tienen cierto desnivel con los vagones de metro.

Para una persona despistada esto puede ocasionarle un tropezón. Mientras que para personas con silla de ruedas esto significa que deban pedir asistencia al personal de la estación.

Felizmente hay cada vez más plataformas que se van acondicionando para eliminar dicho desnivel y convertirlas en “step-free”.

13. Sigue caminando después de bajar del metro

Este es un error que yo tiendo a cometer seguido las primeras veces que visito una nueva ciudad y es dar unos pasos afuera del metro y ponerme a buscar la salida (o donde cambiar de línea de metro) sin preocuparme de las personas que están atrás mio.

Tú no te preocupes y sigue caminando hasta llegar a una zona con menos personas, una vez ahí ponte a descubrir la ruta que debes seguir.

Quizás te parezca un consejo tonto pero evitará que muchas personas te vean con cara de turista.

14. Evita llevar mucho equipaje durante hora punta

equipaje en metro de londres

Trenes atiborrados de pasajeros y gran cantidad de personas esperando el próximo tren son solo una muestra de lo que te espera si viajas en hora punta (lunes a viernes de 06:30 a 09:30 horas y de 16:00 a 19:00 horas).

Está de más decir que es una mala idea para moverse en transporte público desde/hacia los aeropuertos de Londres en dicho horario.

Y si ya estás en la ciudad y quieres moverte a otras zonas para turistear procura ir ligero de equipaje con una cartera o una mochila pequeña.

Para más información puedes revisar la guía de consigna de equipaje en Londres.

15. No te apoyes en los postes

Si el día anterior disfrutaste la vida nocturna de Londres a todo dar – y el sueño se apodera de ti – no se te ocurra usar los postes del metro como una cama improvisada.

Mientras que tú descansas hay otras personas que necesitan agarrarse del poste para no caerse cuando el tren acelera/frena.

16. No te tomes las reglas muy a pecho

Como te habrás podido dar cuenta, aprender la etiqueta del metro no es complicado.

La mayoría de sus reglas no escritas se basan en el respeto hacia otros pasajeros como no hacer ruido, permitir el tráfico fluido o no molestar con olores molestos.

Otras reglas tienen que ver con tu seguridad y la de otros pasajeros como ver por donde caminas para evitar tropezones o no apoyarte en los postes.