Cuando se trata de visitar Londres por primera vez es normal estar lleno de preguntas, cuándo dejar propina (y cuánto) es una de las dudas más comunes.

propinas en Londres

Honestamente, no es obligatorio dejar propina en Londres (y el resto del Reino Unido) pero hay algunos lugares donde se espera dejar al menos un monto simbólico como propina.

Dentro de los lugares socialmente aceptados para dejar propina se encuentran:

  • Taxis
  • Restaurantes
  • Cafeterías, Bares y Pubs
  • Hoteles
  • Salones de Belleza y Barberías
  • Tours Guiados

Si quieres ser generoso durante tu viaje a Londres (y no leer el resto del artículo), deberás dejar entre un 10% – 15% de propina.

Dejar propina a los taxistas londinenses

Al momento de dejar propina en los taxis de Londres hay que hacer la distinción entre los taxis convencionales de Londres – también llamados Black Cab – y los taxis de aplicación como Uber, Gett, Bolt, etc.

Los taxis de aplicación no aceptan propinas, a menos que deliberadamente entregues dinero en efectivo al taxista como agradecimiento.

Por otro lado, en los taxis convencionales se estila redondear al alza (por ejemplo, pagar 18,00£ en lugar de 17,20£) o dejar que el taxista se quede con el cambio.

RELACIONADO: Taxi o Uber, ¿Cuál es mejor en Londres?

Explorando los matices de las propinas en restaurantes

Aunque no es obligatorio, si te ha gustado la comida y la atención del camarero puedes dejar un 10% – 15% de propina.

Pero antes de hacerlo es importante echar un vistazo primero a la factura para ver si se ha incluido automáticamente un cargo por servicio (en inglés, “service charge”).

Esta práctica se está volviendo más frecuente en Londres, especialmente en las zonas turísticas.

Así que si notas que ya se ha aplicado un cargo por servicio, no es necesario dar propina adicional, a menos que el servicio realmente te haya llamado la atención.

En los casos en los que el cargo por servicio no esté incluido, hay dos formas en las que puedes dejar propina: ingresando el monto en el POS al momento de pagar con tarjeta o entregando la propina directamente al camarero.

Personalmente prefiero la segunda opción ya que eso garantiza que tu agradecimiento vaya directamente a quien te brindó el servicio.

Comprendiendo la etiqueta para dejar propina en cafeterías, bares y pubs

La atención en lugares como cafeterías, bares y pubs en Londres suele realizarse directamente en la barra.

Al no haber un camarero que te atienda, dejar propina pierde un poco de sentido.

Lo que sí es habitual encontrar en esos locales es un jarro para propinas.

No hay un monto mínimo que debas dejar de propina, ni siquiera se espera que dejes algo, pero ese jarro es un buen lugar para deshacerse de esas monedas que hacen bulto en nuestra billetera.

Consejos para dejar propinas en los hoteles de Londres

Dejar o no propina en los alojamientos londinenses dependerá del tipo de alojamiento que elijas.

Si lo tuyo es usar Airbnb, Bed & Breakfasts (B&Bs), hostels u hoteles de hasta 3 estrellas; no se espera que dejes propina.

En cambio, si te hospedas en hoteles de alta gama (4 o 5 estrellas) hay que tener en cuenta algunos criterios a la hora de dejar propina.

Para quienes ayudan con tu equipaje, se acostumbra una propina estándar de 1£ a 2£ por maleta, en reconocimiento al esfuerzo y cuidado con sus pertenencias.

Del mismo modo, el personal de limpieza, que garantiza que tu estancia sea cómoda y limpia, suele recibir una propina de entre 1£ y 2 £ por cada noche de tu estancia.

Eso sí, la propina para el personal de limpieza no se entrega todos los días sino que se estila dejar la propina el día de tu check-out.

Algunos hoteles incluso te dejan un pequeño sobre que dice “Maid Tips”, si ese no es tu caso puedes dejar el dinero sobre la cama.

Para los servicios de conserjería, el enfoque sobre las propinas se vuelve más personalizado. 

Cuando un conserje va más allá, tal vez asegurando una reserva para cenar de último momento o entradas para un espectáculo con entradas agotadas, una propina de entre 5£ y 10£ refleja el valor de su servicio personalizado.

Pero si no hace nada fuera de lo ordinario, no te sientas obligado a dejarle propina.

Al dar propinas, es preferible entregárselas directamente al proveedor de servicios individual. Este intercambio directo no sólo garantiza que su gratitud llegue al destinatario previsto, sino que también permite un momento de conexión personal, lo que refuerza el impacto positivo de su servicio.

Recuerda, dar propina en los hoteles de Londres es una práctica opcional pero apreciada.

Las propinas en salones de belleza y barberías

Al visitar un salón de belleza, barbería o peluquería en Londres debes saber que se espera una propina de alrededor del 10% en reconocimiento a la habilidad y el esfuerzo del estilista.

Este gesto es especialmente significativo si el estilista ha brindado un servicio que supera tus expectativas, como atender una cita de último momento u ofrecer un asesoramiento personalizado y adaptado a tus necesidades.

En los Salones de Belleza de Londres se valora la interacción personal y la confianza creada entre un cliente y su estilista, y las propinas sirven como un reconocimiento tangible de esta relación.

Para aquellos casos en los que se reciben tratamientos o servicios más extensos que involucran a varios miembros del personal del salón, es recomendable considerar una propina ligeramente mayor.

Esto se debe a que la propina tendrá que ser dividida entre varias personas.

Las propinas como agradecimiento en tours y visitas guiadas

Recorrer los sitios y monumentos históricos de Londres puede enriquecerse significativamente con la información de un guía experto.

Como muestra de gratitud por su experiencia y narración, ofrecer una propina a tu guía turístico es un gesto considerado.

La cantidad puede variar; sin embargo, una pauta a seguir es de entre 5£ y 10£ por persona para viajes en grupo.

Esto es especialmente recomendado cuando has reservado un tour gratuito por Londres ya que el guía ha dedicado tiempo considerable para brindarte una bonita y enriquecedora experiencia.

Al decidir el monto es importante considerar la calidad general del recorrido, incluyendo cuán interactivo e informativo fue, así como cualquier esfuerzo adicional que hizo el guía para mejorar tu visita (responder tus preguntas, contar anécdotas, dar recomendaciones, etc.).