42 Consejos para viajar a Londres
por primera vez

Londres es una ciudad absurdamente inmensa que requiere de mucha planificación para aprovechar al máximo tu experiencia en la capital británica.

Sin embargo, el tiempo que inviertas en planificación te servirá para ahorrar tiempo y dinero en tu visita a Londres.

Además, te da la posibilidad de descubrir joyas escondidas que no hubieras podido encontrar de otra manera.

Antes de viajar

1. Verifica si necesitas visa para viajar al Reino Unido

De acuerdo a lo anunciado por el Parlamento Británico, si eres residente de un país miembro de la Unión Europea (UE) – como España, Alemania, Francia, etc. – podrás ingresar al Reino Unido sin necesidad de visa por periodos de hasta 6 meses (180 días) solamente con tu pasaporte.

Otros países que no requieren visa de turismo para el Reino Unido son Argentina, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Perú, Colombia.

En caso no estés seguro de si necesitas visa o no puedes revisar la web del Gobierno Británico.

Ten en cuenta que los trámites de visa se realizan en la embajada/consulado más cercano y puede tardar varias semanas así que es necesario realizar el trámite con la debida anticipación.

Para más información puedes leer mi artículo sobre los documentos y requisitos mínimos para viajar a Londres.

Nota: El Reino Unido incluye los países de Inglaterra, Gales y Escocia e Irlanda del Norte.

2. Ten cuidado a la hora de comprar tus boletos de avión

Lo normal al comprar tus boletos de avión es colocar tu ciudad de origen y colocar “Londres” como ciudad de destino, el problema es que hay 6 aeropuertos en Londres: Heathrow, Gatwick, Luton, London City, Stansted y Southend.

Usualmente no hay mucha diferencia en los precios de los billetes de avión según el aeropuerto, lo que sí cambia es el tiempo y dinero invertido para moverte entre el aeropuerto y el centro de Londres.

traslados desde hacia aeropuertos de londres

Todos los aeropuertos – excepto el de London City – cuentan con una estación de trenes dentro o cerca del aeropuerto.

Al tratarse de tu primer viaje a Londres te recomiendo dirigirte directamente al Aeropuerto de Heathrow ya que es el único que está conectado con el Centro de Londres a través del metro (ver ruta).

En caso el Aeropuerto de Heathrow no sea una opción viable para ti, te recomiendo leer mi artículo sobre los aeropuertos de Londres y sus opciones de traslados.

Nota: Si tienes una escala larga en Londres puedes armar tu itinerario dependiendo del aeropuerto en el que aterrices.

3. Si viajas en Eurostar realizarás los trámites migratorios en Europa

Hay varias formas de llegar a Londres desde Europa Continental (avión, ferry, bus internacional, coche, tren); sin embargo, los trenes Eurostar son una alternativa bastante peculiar.

Para empezar, tienen como destino la Estación St. Pancras International en el Centro de Londres. Esto te ahorra tiempo y dinero respecto a viajar en avión.

Respecto a este consejo en particular, los trámites migratorios de salida del Espacio Schengen e ingreso al Reino Unido se realizan en la estación de trenes de Europa donde tomes el Eurostar.

Hoy en día son 4 estaciones de trenes europeos donde tomar estos trenes:

CiudadPaísEstación de trenes
ParísFranciaGare du Nord
BruselasBélgicaBrussels Midi/Zuid
RóterdamPaíses BajosRotterdam Centraal
ÁmsterdamPaíses BajosAmsterdam Centraal

Esto significa que una vez hayas bajado del tren podrás desplazarte en Londres hacia donde te de la regalada gana aunque lo usual es dirigirse a la parada de taxis más cercana o hasta la estación de metro King’s Cross St. Pancras.

Te puede interesar: Cómo ir de París a Londres en Eurostar.

4. Ten tus documentos a la mano cuando pases por inmigración

Seguramente ya has escuchado este consejo antes así que no me explayaré mucho: tener tus documentos a la mano ayudará a que los trámites migratorios sean más ágiles.

Dentro de los documentos que se solicitan frecuentemente están:

  • Pasaporte
  • Visa (de ser necesario).
  • Reserva de alojamiento.
  • Prueba de salida del Reino Unido (billete de avión, tren, bus, ferry).

Al tener esos documentos a la mano no solo contribuirá a que ingreses más rápido a territorio británico sino también ayudarás a que las colas de inmigración sean – un poco – más cortas.

Nota: La reserva de alojamiento y tickets de salida de UK pueden ser impresos o estar en tu móvil.

5. Los euros no son aceptados en Londres

La libra esterlina (GBP, £) es la moneda oficial en Londres, el resto del Reino Unido y las dependencias de la Corona Británica así que no esperes querer efectuar tus pagos con dólares o euros.

Hay varios lugares donde cambiar divisas en Londres aunque los más usuales son las casas de cambio (bureau exchange) ubicadas en los aeropuertos y las estaciones de trenes.

6. El dinero en efectivo casi no se utiliza en Londres

Aunque son varios los lugares donde cambiar dólares, euros y otras divisas extranjeras por libras esterlinas, la verdad es que son pocos los lugares donde no se aceptan las tarjetas de crédito/débito.

Tanto los taxis londinenses como la mayoría de restaurantes y tiendas ubicadas en el centro de Londres aceptan pagos con tarjeta.

El problema puede ocurrir cuando vas a la periferia de Londres (Kingston upon Thames, Romford, Harrow) o a condados cercanos como Surrey, Buckinghamshire y Essex.

También te puede resultar conveniente llevar efectivo contigo cuando usas tarjetas emitidas por Diners Club, JCB o Union Pay. Dichas tarjetas suelen tener problemas para ser aceptadas en los puntos de venta (POS) de Londres.

7. Londres no es una ciudad barata para viajar

Londres es una de las ciudades más caras del mundo en términos de costo de vida. Los precios de la vivienda, la comida, el transporte y el entretenimiento tienden a ser considerablemente altos en comparación con otras ciudades.

Es cierto que hay formas de ahorrar dinero en Londres pero – en términos generales – debes estar preparado para gastar un poco más de lo que gastarías en otras ciudades europeas.

Como puedes ver en la tabla inferior, el presupuesto diario promedio para visitar Londres oscila entre los 175£ a 200£.

Tipo de gasto3 días5 días7 días
Hospedaje140£280£420£
Transporte público60£80£100£
Alimentación120£170£220£
Atracciones180£250£320£
Otros100£140£160£
Total600£920£1220£

Para información más detallada te recomiendo leer mi artículo sobre cuánto se gasta por día en Londres.

8. Los hoteles baratos se agotan extremadamente rápido

En línea con el consejo anterior, si quieres ahorrar dinero en tu próxima reserva de hotel, hostel o Airbnb te recomiendo efectuar tu reserva con al menos 1 mes en temporada baja o 3 meses en temporada alta.

Otro punto a tener en cuenta es que no es estrictamente necesario alojarte en las zonas más céntricas de Londres como Westminster, Mayfair o South Bank.

Puedes ahorrar mucho dinero si te alojas en zonas como Greenwich, Paddington, Earl’s Court, Stratford.

Estos lugares se encuentran a 15 – 30 minutos del centro de Londres usando el transporte público.

9. Londres es una ciudad en la que llueve todo el año

Londres es conocida por su clima cambiante y precipitaciones constantes.

Pero no te preocupes porque aunque las lluvias ocurren durante todos los meses, esto no quiere decir que llueva todos los días a todas horas.

  • Los meses de invierno, especialmente de noviembre a febrero, tienden a ser más húmedos, con lluvias regulares pero no necesariamente constantes.
  • Durante la primavera, de marzo a mayo, también puede presentar días lluviosos, aunque son menos frecuentes que en invierno.
  • El verano, de junio a agosto, a menudo es la temporada más seca, aunque se pueden experimentar algunas lluvias intermitentes.
  • El otoño, de septiembre a octubre, marca el regreso gradual de las lluvias.

Los días lluviosos son comunes, pero la ciudad también ofrece periodos de clima soleado y seco, lo que agrega diversidad a la experiencia climática de quienes visitan la capital británica.

Mi recomendación es llevar un paraguas contigo a donde quiera que vayas o planear actividades bajo techo como visitar los museos gratuitos de Londres, asistir a una función de teatro en West End o explorar los Grandes Almacenes de Londres.

10. Lleva ropa adecuada según la época del año en la que viajes

Las estaciones del año son bastante marcadas en Londres así que es recomendable armar tu maleta en función a la temporada del año en la que planees tu viaje.

Durante el invierno (noviembre a febrero), es prudente llevar abrigos abrigados, bufandas y guantes para combatir el frío.

Vestir en capas y usar ropa térmica debajo de la ropa durante el invierno es la clave en esa época del año.

En primavera (marzo a mayo), las temperaturas empiezan a subir pero es inteligente tener a mano chaquetas livianas y suéteres para los días más frescos y ocasionalmente lluviosos.

Los veranos (junio a agosto) son más cálidos así que deberás vestir ropa ligera como camisetas, pantalones cortos y vestidos.

Incluso durante el verano es útil llevar un paraguas o un impermeable ligero para las lluvias ocasionales.

Finalmente, en otoño (septiembre a octubre) las temperaturas comienzan a descender, por lo que es recomendable llevar suéteres, chaquetas y pantalones largos, junto con un impermeable para las lluvias propias de esta estación.

11. Necesitarás un cargador universal de viajes

En Londres se utiliza el enchufe tipo G (tres clavijas rectangulares dispuestas en forma de triángulo) con una voltaje nominal de 230V y frecuencia de 50Hz.

Si bien el voltaje y la corriente es igual a la mayoría de países de Europa, el tipo de enchufe no.

Puedes comprar un adaptador en los aeropuertos, estaciones de tren y zonas turísticas pero personalmente te recomiendo llevar contigo un cargador universal.

De esa forma podrás viajar no solo a Londres sino a cualquier lugar del mundo sin preocuparte por el tipo de enchufe o la corriente.

12. No imites el acento británico porque puedes ofender

Sé que el acento británico puede parecer bastante peculiar pero imitarlo puede generar malentendidos y, en ocasiones, ser percibido como ofensivo por una serie de razones sutiles pero significativas.

La práctica de imitar el acento de los londinenses puede surgir con una buena intención, como la de adaptarse o integrarse culturalmente, pero puede ser interpretada de manera negativa.

Esto se debe a que intentar reproducir el acento británico puede parecer una burla o una caricaturización de los londinenses.

Además, la imitación del acento puede llevar a malentendidos en la comunicación, ya que ciertos matices lingüísticos pueden variar en significado o contexto cuando no se utilizan de manera natural.

13. No es obligatorio tener seguro de viajes para visitar Londres pero sí es deseable

Hablando en términos estrictos, no existe un requisito legal de tener un seguro de viaje al visitar Londres por turismo, pero contar con uno es altamente recomendable por diversas razones.

La imprevisibilidad inherente a los viajes puede dar lugar a situaciones inesperadas como enfermedades, lesiones, pérdida de pertenencias o cancelaciones de vuelos.

Londres tiene un sistema de salud público de alta calidad; sin embargo, las facturas médicas para quienes no son residentes pueden resultar absurdamente elevadas.

Otro punto a favor de los seguros de viaje es que te protegen en caso de situaciones como cancelaciones de vuelos o cuando tu equipaje de bodega se pierde.

En resumen, aunque no sea un requisito obligatorio, optar por un seguro de viaje al visitar Londres es altamente recomendable para mitigar riesgos, garantizar asistencia médica y minimizar posibles pérdidas financieras, permitiendo así disfrutar del viaje con mayor seguridad y confianza.

Internet

14. Compra un eSIM para tener internet durante todo tu viaje

No lo negaré, hay varios lugares con WiFi gratis en Londres. Sin embargo, el utilizar redes públicas puede poner en riesgo la información que tengas almacenada en tu móvil, laptop y otros dispositivos inteligentes.

También es posible utilizar el roaming en Reino Unido aunque esta opción solo lo recomiendo si tu plan de datos lo has adquirido en un país miembro de la Unión Europea.

¿La razón? Muchos de esos operadores europeos siguen aplicando el “Roam Like at Home” incluso después del Brexit.

Ahora, si viajas desde fuera de Europa hay dos opciones recomendadas para tener internet en Londres: comprar una SIM Card prepago en los aeropuertos de Londres o comprar un eSIM desde tu hogar y activarla en Londres.

Personalmente recomiendo el uso de eSIM siempre que sea posible ya que sus precios son asequibles y no hace falta remover la SIM Card de tu móvil.

El único inconveniente que le encuentro a las eSIM es el hecho de que esta tecnología no es compatible con los teléfono móviles más antiguos, en esos casos si te será más útil comprar tu SIM Card prepago en el aeropuerto o en el Centro de Londres.

15. Descarga las aplicaciones imprescindibles para visitar Londres

Así como tener internet en Londres es prácticamente una necesidad, hay app’s que deberás tener en tu móvil para mejorar tu experiencia en la ciudad.

Por ejemplo, la Santander Cycles App te permite utilizar las bicicletas públicas de Londres. De esta manera podrás explorar Londres a tu ritmo.

Nannybag es otra app útil durante tu viaje, especialmente si no tienes dónde guardar tus maletas en Londres.

Y la lista sigue pero, para no hacer este artículo más extenso de lo que ya es, te recomiendo revisar mi artículo sobre las 10 app’s recomendadas para viajar a Londres.

Atracciones

16. Las colas en el London Eye son una locura

En Londres hay decenas de atracciones que puedes visitar pero una de las que más se caracteriza por sus largas colas es el London Eye, la noria de Londres.

La verdad es que tiene hermosas vistas del skyline de Londres así que no recomiendo que evitar esta atracción.

Sin embargo, es importante que sepas que hay dos tipos de entradas: las entradas standard (desde 33£) y la entradas fast track (desde 48£).

Con las entradas standard te formarás en una cola donde la gente sube según su orden de llegada; mientras que, con las entradas fast track tendrás una franja horaria en la que subirás sin colas.

Dependiendo de la época en la que viajes puedes tardar más de 2 horas en subir al London Eye con las entradas standard.

Personalmente no me parece sensato ahorrarse algo de dinero en entradas más baratas cuando eso te quita MUCHO tiempo que puedes usar en otras actividades.

Al fin y al cabo hay mucho que ver y hacer en Londres.

Relacionado: ¿Vale la pena subir al London Eye?

17. Disfruta de las vistas de Londres desde lo alto

Además del London Eye hay otros miradores que puedes utilizar para ver la ciudad desde otra perspectiva.

Por ejemplo, The Shard, el rascacielos más alto del Reino Unido (≈ 310 metros) cuenta con la plataforma de observación «The View from The Shard» en los pisos 68, 69 y 72.

Aunque no es un mirador propiamente dicho, el teleférico de Londres IFS Cloud ofrece vistas únicas al cruzar el río Támesis entre Greenwich y Royal Docks.

En cambio, si buscas miradores gratuitos no se me ocurre mejor opción que el Sky Garden, ubicado en el 20 Fenchurch Street, ofrece un jardín público con vistas de 360 grados y es conocido por su diseño arquitectónico único.

Y si quieres más ideas puedes ver mi artículo sobre los mejores miradores de Londres.

18. Sumérgete en el mundo de Harry Potter

Algunos lugares icónicos de Londres han sido usados como locaciones para las películas de Harry Potter.

Por ejemplo, el mercado de Leadenhall, que sirvió como inspiración para el Callejón Diagon, y la estación de King’s Cross, donde está el famoso andén 9 ¾.

Dentro de la estación de King’s Cross encontrarás una recreación de la Plataforma 9 ¾ donde podrás tomarte fotos empujando un carrito de equipaje hacia el mundo mágico. (procura llegar temprano porque las colas son largas).

Al lado de ese carrito de equipaje se encuentra una tienda de Harry Potter donde los muggles como nosotros podemos adentrarnos en ese mundo mágico.

Si tu tiempo y presupuesto lo permiten te recomiendo realizar el Studio Tour «The Making of Harry Potter” en los Estudios Warner Bros (Leavesden, norte de Londres).

19. Realiza tu itinerario de viaje en función a la distancia entre atracciones

Sé que puede parecer un consejo tonto pero – a veces – tu afán de querer conocer todo Londres en poco tiempo acabas haciendo en lío con tu itinerario de viaje.

El primer itinerario que hice para viajar a Londres lo hice añadiendo como marcadores en Google Maps las atracciones que iba a visitar en la ciudad.

Viendo las atracciones en un mapa resulta más sencillo darse cuenta de las distancias entre atracciones y su cercanía con el transporte público.

20. Navega por el río Támesis

Debo confesar que me encantan las ciudades que son atravesadas por ríos. Con esto no solo me refiero a Londres sino también a otros destinos como París, Ámsterdam, Budapest, Lyon, etc.

No solo te dan la oportunidad perfecta para ver el atardecer mientras caminas por la ribera sino que cuentan con opciones de transporte fluvial.

En el caso de Londres, la ciudad cuenta con autobuses fluviales llamados Uber Boat que son una mezcla de transporte público y embarcación turística con los que podrás recorrer Londres de este a oeste.

Adicionalmente hay otras embarcaciones netamente turísticas que incluyen almuerzo, cena o un afternoon tea.

21. Deja tiempo libre para otras actividades

Aunque es tentador trazar un itinerario meticuloso para explorar cada rincón de la ciudad, dejar algo de tiempo libre te permite sumergirte en encuentros inesperados y descubrir joyas escondidas que podrían escapar de un plan preestablecido.

Londres es un crisol cultural rebosante de oportunidades imprevistas. Podrías encontrarte con festivales callejeros vibrantes, desde mercados de alimentos locales hasta espectáculos callejeros espontáneos.

¿Y qué hay de los parques serenos que invitan a un descanso tranquilo o a un picnic improvisado bajo el sol inglés?

22. La mayoría de los museos son gratuitos

Londres es un paraíso para los amantes del arte, la historia y la cultura, ya que alberga una impresionante cantidad de museos de renombre mundial, ¡y lo mejor es que muchos de ellos ofrecen entrada gratuita!

Aprovechar esta generosidad cultural mientras exploras la ciudad te permite sumergirte en una riqueza inigualable de conocimiento y descubrimiento sin afectar tu presupuesto de viaje.

Incluso son una buena opción para pasar el rato cuando te topas con una lluvia imprevista.

23. Utiliza un pase turístico para ahorrar mucho dinero

Podría hablar por horas sobre todos los atractivos turísticos que puedes visitar en Londres además de sus museos.

Desde lugares ubicados en el centro de Londres como el Palacio de Buckingham, la Torre de Londres o el London Zoo hasta destinos un poco más alejados como el Palacio de Hampton Court y el Castillo de Windsor; hay un sinfín de lugares esperando por ti.

Como mencioné en uno de los primeros consejos, Londres no es exactamente un destino barato para visitar.

Sin embargo, si quieres estirar tu presupuesto al máximo necesitarás un pase turístico (city pass) como el London Pass o el London Explorer Pass.

El London Pass es útil cuando planeas incluir en tu itinerario tantas atracciones como te sea humanamente posible en un periodo de 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 o 10 días.

Por otro lado, el Go City Explorer Pass te permite visitar entre 2 y 7 atracciones en un lapso de 60 días.

24. Relájate y toma el té de las 5

El té de las 5 (en inglés, afternoon tea) es una tradición icónica en Londres que ofrece una experiencia encantadora después de un día lleno de aventuras.

A lo largo de la ciudad encontrarás una amplia variedad de lugares, desde históricos salones de té hasta hoteles de lujo donde podrás disfrutar de una selección de deliciosos tés, acompañados de exquisitos sándwiches, pasteles y scones con crema y mermelada.

La experiencia del té de las 5 no se trata solo de la comida y la bebida, sino también del ambiente refinado y acogedor donde podrás desconectarte del bullicio de la ciudad.

Aunque si tus ganas de explorar son más fuertes que tus ganas de descansar, también es posible subir a un bus turístico que incluya la experiencia de un afternoon tea.

Transporte

25. Londres es una ciudad absurdamente grande

Londres es una ciudad tan extensa que está dividido en 9 zonas tarifarias de transporte público.

La mayoría de atracciones se encuentran en las zonas tarifarias 1 y 2 aunque hay excepciones como Greenwich que se ubica en la zona 3.

Mientras mayor sea la cantidad de zonas tarifarias entre las que te desplaces, mayor será el monto a pagar por tus desplazamientos.

Sin embargo, hay topes tarifarios que detallaré más adelante, los cuales te ayudan a minimizar tus gastos en transporte público.

26. El metro es la forma más práctica de moverse en el centro de Londres

El metro de Londres – más conocido por los locales como Tube – es el medio de transporte público por excelencia en el centro de la ciudad.

Cuenta con un total de 11 líneas, 10 de ellas llegan hasta la zona 6 y 1 línea llega hasta la zona 9.

Como mencionaba en el consejo anterior, la mayoría de tus traslados no irán más allá de la zona 3 así que el metro será más que suficiente para tus desplazamientos diarios.

Ya que usarás frecuentemente este medio de transporte vale la pena conocer las 16 reglas no escritas del metro de Londres.

Relacionado: Cómo moverse en Londres.

27. Utiliza la Oyster Card para viajar barato en el transporte de Londres

Hoy en día no se acepta dinero en efectivo en el transporte público de Londres y comprar un billete sencillo en las estaciones de metro es absurdamente caro (6,70 £/ticket).

En su lugar tienes varias tarjetas de transporte que puedes usar en Londres, de todas ellas, la Oyster Card destaca por su facilidad de uso.

La Oyster Card tiene un costo no reembolsable de 7£, adicionalmente deberás cargar cierta cantidad de saldo en tu tarjeta o comprar un abono TravelCard.

El uso del saldo precargado en tu Oyster Card (PAYG – Pay as you go) es una alternativa más rentable debido a sus topes tarifarios (fare caps).

Zonas tarifariasTope DiarioTope Semanal
Zonas 1 – 28,50 £42,70 £
Zonas 1 – 310,00 £50,20 £
Zonas 1 – 412,30 £61,40 £
Zonas 1 – 514,60 £73,00 £
Zonas 1 – 615,60 £78,00 £
Topes tarifarios 2024

Por ejemplo, si un día te desplazas constantemente en la zona 1, solo se te descontará un máximo de 8,50£ por tus desplazamientos de ese día.

Los topes tarifarios consideran todos tus desplazamientos realizados en metro, tranvía, Overground, Elizabeth Line, DLR, buses urbanos y trenes del National Rail (*).

(*) Trenes del National Rail dentro de las zonas 1-6 excepto servicios de trenes especiales desde/hacia los aeropuertos.

28. Prepárate para caminar muchísimo

En el centro de Londres hay muchas estaciones de metro relativamente cerca una de otra (0,5 a 1,5 Km).

Para esos casos no vale la pena tomar el metro sino que caminar será una opción más práctica.

Es más, en un primer viaje a Londres es probable que dediques todo tu día a visitar solo 1 o 2 zonas de Londres.

Por ejemplo, puedes tomar la Central Line del metro hasta Marble Arch Station y desde ahí pasar todo tu día haciendo compras por Oxford Street y sus alrededores.

Otra opción es tomar el metro hasta Waterloo Station para subir al London Eye y luego continuar tu recorrido por Westminster y Covent Garden.

En los ejemplos que te he dado solo hace falta tomar el metro al inicio y término de tu recorrido, el resto del tiempo te la pasarás caminando.

29. El transporte de Londres funciona las 24 horas

Como explico en mi artículo sobre transporte nocturno en Londres, sí es posible moverse a todas horas por la ciudad pero debes de tener ciertas precauciones.

Durante los días de semana podrás usar los taxis y autobuses nocturnos para tus desplazamientos entre las 00:00 y 05:00 horas.

Los fines de semana (viernes a domingo) opera el Night Tube, un servicio de trenes que garantiza el funcionamiento del metro las 24 horas.

Sin embargo, el Night Tube solo funciona en 5 de las 11 líneas de metro y en 1 línea del London Overground.

Aún así es más que suficiente si quieres regresar a tu alojamiento luego de una noche de fiesta o para moverse al Aeropuerto de Heathrow durante la madrugada.

30. Presta atención al cruzar las calles

En Londres, prestar atención al cruzar las calles es una regla de oro que toma un matiz especial debido a que los coches circulan por la izquierda.

Si vienes de un país de Europa o América esto te puede resultar un tanto confuso.

Esta diferencia puede generar momentos de confusión, especialmente al abordar las intersecciones, donde el flujo de vehículos proviene de la dirección contraria a la que estás acostumbrado.

No olvides utilizar los pasos peatonales designados y seguir las señales de tráfico para garantizar una travesía segura por las concurridas vías londinenses.

31. Google Maps no es muy confiable en el transporte público

Cuando viajas por varios países Google Maps es uno de tus principales aliados a la hora de viajar en transporte público aunque si visitas Londres me lo pensaría 2 veces antes de usarlo.

Esto se debe a que la aplicación TfL Go funciona mucho mejor que Google Maps (y es la app oficial del transporte de Londres).

Por ejemplo, te indica el monto a pagar por tu trayecto como si pagaras con Oyster Card (Pay as yo go), permite calcular tu ruta utilizando únicamente estaciones sin escalones (step-free), contiene información en tiempo real sobre interrupciones en el servicio de transporte, etc.

En el caso de Google Maps también te indica el monto a pagar pero sus tarifas están desactualizadas.

Relacionado: 3 planificadores de transporte en Londres que debes conocer.

32. Los niños pagan tarifa reducida en el transporte de Londres

Los niños menores de 11 años – acompañados de un adulto – viajan gratis en los siguientes medios de transporte público independientemente de su país de procedencia: Tube (metro), Overground, Elizabeth Line, DLR, Tranvías y Autobuses.

Para niños de 11 años a más hay dos opciones entre las que puedes elegir:

  • Si planificas tu viaje con más de 1 mes de anticipación puedes tramitar online una 11-15 Zip Oyster Photocard.
  • Para viajes de menos de 15 días de duración basta con comprar una Oyster Card o Visitor Oyster Card y solicitar un “Young Visitor Discount” al personal de TfL ubicado en las estaciones de metro/tren.

En caso necesites información más detallada te recomiendo leer: Transporte en Londres con niños.

33. El transporte en Navidad puede ser un dolor de cabeza

El transporte durante la temporada navideña puede convertirse en un verdadero desafío debido a una serie de cambios que impactan en su funcionamiento habitual.

Para empezar, el 25 de diciembre no funciona ningún medio de transporte público. Si quieres desplazarte por Londres el día de Navidad deberás de usar tu propio coche o tomar un taxi.

A ello se suman los cambios de horarios y trabajos de mantenimiento en los diversos medios de transporte que se realizan entre los días previos a navidad hasta los primeros días del año siguiente.

Compras

34. Los impuestos están incluidos en las compras

En Londres, la inclusión de impuestos en los precios de los productos es una práctica común y directa, lo que significa que el precio que ves etiquetado es el precio final que pagarás en caja.

Gracias a ello te evitas sorpresas al momento de pagar.

Sé que no parece la gran cosa pero si has viajado a países como Estados Unidos, Canadá o Japón sabrás el dolor de cabeza que es ponerse a calcular los impuestos antes de pagar para saber si te estás pasando de tu presupuesto o no.

35. Es casi imposible realizar compras sin impuestos en Londres

Antes del Brexit, las personas no residentes de la Unión Europea podían solicitar la devolución del impuesto pagado por sus compras (≈ 20%).

Desde el 1 de enero de 2021 este beneficio desapareció aunque algunos establecimientos idearon la forma de ahorrarle a sus clientes el pago de impuestos.

Tiendas de lujo como Harvey Nichols, Selfridges y Harrods dan la opción de enviar tus compras a una dirección fuera del Reino Unido.

De esta forma no pagarás el impuesto a la venta pero sí se te cobrará los gastos de envío.

Cada tienda tiene su propio procedimiento pero lo usual es acercarte presencialmente a dichos establecimientos comerciales e indicar que quieres que envíen tus compras al extranjero.

Para información más detallada puedes leer: ¿Cómo funciona el Tax-Free Shopping en Londres?

36. No hace falta gastar mucho dinero en souvenirs

No recuerdo cuántas veces he mencionado lo costoso que puede ser Londres, esto incluye sus souvenirs.

Felizmente hay varios lugares donde comprar souvenirs baratos en Londres dependiendo de los productos que tengas en mente.

Lugares como los mercados callejeros de Londres, el local de Primark ubicado en 14-28 Oxford Street o Poundland son los más adecuados cuando buscas estirar tu presupuesto al mismo tiempo que compras algún recuerdo para tus amigos y familiares.

Y si aún no sabes qué comprar, inspírate con estas 10 ideas de souvenirs originales en Londres.

Alimentación

37. Muchos restaurantes funcionan con reserva

La reserva en restaurantes, especialmente en aquellos ubicados en el corazón de la ciudad, es una práctica común y a menudo esencial para garantizar un lugar en estos establecimientos codiciados

¿La razón? Los restaurantes en el centro de Londres suelen ser destinos populares entre lugareños y turistas debido a su reputación culinaria, ambiente distinguido y ubicación privilegiada.

Debido a la alta demanda y a la naturaleza cosmopolita de la ciudad, hacer una reserva previa se ha convertido prácticamente una necesidad para asegurar una mesa, especialmente en horas punta y durante los fines de semana.

38. Las propinas son deseables pero no obligatorias

En la cultura londinense, las propinas son bien recibidas como muestra de aprecio por un buen servicio, pero no son consideradas obligatorias.

En los restaurantes, bares, taxis y otros servicios, dejar una propina se ve como un gesto de cortesía para reconocer un servicio excepcional o para redondear la cuenta.

Si bien no hay una regla estricta sobre el porcentaje exacto para las propinas en Londres, se considera común dejar alrededor del 10% al 15% del total de la cuenta aunque esto puede variar según la experiencia y el servicio recibido.

Aún así, déjame hacer énfasis en que rara vez te sentirás presionado por los camareros para dejar propina.

39. Los ingleses le ponen poca sal a su comida

En muchos restaurantes londinenses se sirve la comida con niveles bajos de sal en comparación a otras culturas culinarias.

Una práctica común es encontrar sal y pimienta en la mesa o disponibles bajo solicitud, brindando a los comensales la libertad de sazonar sus platos a su gusto.

40. No pidas cocktails en los pubs

Los pubs en Londres se enorgullecen de su atmósfera auténtica y de ofrecer una selección clásica de bebidas, con énfasis en cervezas, vinos y licores como parte de su identidad cultural.

Dichos establecimientos son conocidos por su amplia variedad de cervezas de barril, ales locales, y por su excelente selección de vinos y licores tradicionales.

Ahórrate la cara de asombro del bartender y pide una tradicional cerveza Guinness en lugar de un cocktail.

41. Aprovecha los meal deals en los supermercados

Una forma inteligente y económica de ahorrar dinero en alimentación son los «meal deals» ofrecidos por los supermercados de Londres.

Estos paquetes combinados suelen incluir un sándwich, una bebida y un snack/acompañamiento, todo por un precio más barato en comparación con comprar cada elemento por separado.

Grandes cadenas de supermercados como Tesco, Sainsbury’s, Boots y Marks & Spencer ofrecen una amplia gama de opciones en sus meal deals.

Además, los meal deals son convenientes para llevar, lo que los convierte en una opción ideal para aquellos que desean disfrutar de un almuerzo económico mientras exploran los lugares emblemáticos de Londres.

42. El verdadero Fish & Chips no está en Londres

El Fish & Chips es un plato bastante popular entre los turistas que visitan Londres, esta delicia culinaria no se originó en Londres sino en Manchester.

Aún así, esta combinación de filete de pescado fresco y crujientes patatas fritas es un must que debes probar en los pubs y “chippies”.

Más que un consejo propiamente dicho se trata de una curiosidad.