La Catedral de San Pablo (en inglés, Saint Paul’s Cathedral) es uno de los destinos más visitados en Londres.

Sobra decir que una visita a la Catedral de St. Paul es una experiencia fascinante para los amantes de la arquitectura, historia y vistas del skyline de Londres.

visitar la catedral de st paul por dentro londres

La Catedral de St. Paul se divide en varias áreas pero para no complicarnos demasiado basta con que sepas que hay 3 grandes áreas: el primer piso (espacio principal), la cripta y las galerías del domo.

A lo largo de esta sección encontrarás una descripción sobre lo que encontrarás en cada una de estas secciones interiores de la Catedral de St. Paul, ¿estás listo para iniciar tu aventura?

Espacio principal del templo

nave principal de catedral de st paul

Cruzando la entrada a la Catedral de St. Paul te toparás mundo de tallas ornamentadas, mosaicos relucientes y estuco impresionante.

La primera parte que verás al ingresar a esta catedral es su nave principal, al lado de ella también hay otras capillas más pequeñas pero no por eso menos importantes.

A continuación encontrarás una breve descripción sobre cada elemento de esta zona:

  • Nave principal: Es imponente, con altas columnas y una sensación de amplitud que te deja sin aliento. La luz que entra por las vidrieras resalta la grandeza del espacio y crea una atmósfera serena y reverente.
  • Altar mayor: Es el foco principal y está decorado con elegancia. La baldaquino sobre el altar está adornada con intrincados detalles, y detrás se encuentra el imponente órgano.
  • Órgano: Es uno de los más grandes del mundo, con miles de tubos y una calidad sonora impresionante. Se utiliza en eventos especiales y conciertos.
  • Pulpito y cátedra: Elementos destacados en la catedral. El pulpito es una obra de arte tallada y la cátedra es una estructura ornamentada que llama la atención.
  • Vidrieras: La catedral está adornada con hermosas vidrieras que representan escenas bíblicas y eventos históricos significativos para Londres y el Reino Unido.
  • Capillas laterales: Alrededor de la nave central, se encuentran capillas más pequeñas, cada una dedicada a diferentes figuras o momentos de la historia religiosa o británica. Por ejemplo, aquí encontrarás capillas dedicadas a San Dustán, la Virgen María, San Miguel y San Jorge, San Juan Evangelista, la Virgen María, Todos los Santos, etc.

La Cripta de la Catedral de Saint Paul

cripta de catedral de st paul

¿Listo para profundizar en la parte más profunda de St. Paul’s? Desciende hacia la cripta de la Catedral de St. Paul, la más profunda de Europa y descubre este tesoro subterráneo de la historia británica.

Este no es solo el lugar de descanso de varios personajes famosos sino que alberga varios monumentos y objetos históricos.

A continuación te presento un resumen de lo que encontrarás al interior de la cripta:

  • Sepulcros de figuras prominentes: La cripta es el lugar de descanso final de numerosas figuras históricas notables. Entre ellos se encuentran el Duque de Wellington, famoso por su victoria en la Batalla de Waterloo, y Lord Nelson, un almirante famoso por su liderazgo en las Guerras Napoleónicas.
  • Memoriales conmemorativos: Además de las tumbas de figuras históricas, la cripta cuenta con una variedad de memoriales dedicados a personalidades notables de la historia británica, como Florence Nightingale, Alexander Fleming y William Blake.
  • Relicarios y objetos históricos: Dentro de la cripta, se pueden encontrar relicarios, objetos históricos y tesoros que datan de diferentes períodos históricos. Estos artefactos ofrecen una visión fascinante de la historia de la catedral y de Londres en general.
  • Espacios de oración y reflexión: Además de su importancia histórica, la cripta también sirve como lugar de oración y reflexión para los visitantes, ofreciendo un ambiente tranquilo y reverente.

Las Galerías y Miradores de St. Paul

La parte superior de la Catedral de St. Paul cuenta con 3 galerías a las que puedes acceder por medio de escalones: Whispering Gallery, Stone Gallery, Golden Gallery.

Personalmente me parecen las áreas más bonitas de la Catedral de St. Paul así que déjame explicarte que encontrarás en cada una de ellas.

Whispering Gallery

whispering gallery catedral de st paul

Luego de subir 257 escalones – 30 metros aproximadamente – llegarás a la Whispering Gallery (en español, Galería de los Susurros).

Ubicado en la cúpula de la catedral, este lugar tiene un poco de magia acústica. Imagina esto: susurra algo en un extremo y el sonido viaja a través de los 102 pies de diámetro de la galería.

Sí, tu amigo que está parado al otro lado puede escuchar tu susurro. ¿No es alucinante? Es una de esas cosas que te hace pensar «¿cómo es posible esto?» ¿Y la mejor parte? Es un éxito entre visitantes de todas las edades.

Stone Gallery

stone gallery catedral de st paul

Llegando al escalón 378 – a unos 53 metros de altura – se ubica la Stone Gallery (en español, Galería de Piedra).

Mientras se camina por la galería se pueden apreciar de cerca los detalles arquitectónicos del domo, así como la oportunidad de observar las magníficas columnas y la estructura exterior de la catedral desde un ángulo único.

Golden Gallery

golden gallery catedral de st paul

Finalmente, la Golden Gallery (en español, la Galería Dorada) es el punto culminante de la ascensión a la Catedral de San Pablo en Londres. Esta galería está ubicada a 85 metros de altura (528 escalones).

Desde la Golden Gallery, se disfruta de vistas panorámicas inigualables de Londres en 360°. La altura proporciona una perspectiva única de los monumentos más destacados de la ciudad, como el río Támesis, el London Eye, la Torre de Londres y el horizonte urbano.

Ubicación

La dirección de la catedral es St. Paul’s Churchyard, London EC4M 8AD. Administrativamente pertenece a la City de Londres.

Lugares cercanos

Desde la Catedral de St. Paul podrás ir caminando a los siguientes atractivos turísticos:

Entradas y Precios

Puedes participar gratuitamente de los servicios religiosos ofrecidos por la Catedral de St. Paul pero si deseas visitar sus atracciones deberás pagar 21£ por asistir en una fecha específica o 23£ para ingresar en cualquier fecha.

Los niños (5 a 15 años) pagan 9£ y 10£ respectivamente.

Puedes adquirir tus entradas online o en la boletería de la catedral.

Incluido en el London Pass.

Horarios de visita

El horario de visita a las atracciones de la Catedral de St. Paul es de lunes a sábados de 08:30 a 16:30 horas; los miércoles el primer ingreso es a las 10:00 horas. El último ingreso a las atracciones turísticas es a las 16:00 horas.

Si deseas participar en algunos de los servicios de la Catedral de St. Paul (misa, eucaristía o sagrada comunión), estos suelen realizarse de lunes a domingos a partir de las 07:30 horas. Para más información revisa este calendario.

Cómo llegar

La manera más práctica para llegar a la Catedral de St. Paul es tomando la Central Line del metro de Londres hasta St. Paul’s Underground Station.

Si te encuentras en el Centro de Londres, también es posible llegar tomando el Uber Boat (RB1, RB6) hasta Blackfriars Pier.

Mapa

No lo voy a negar, la Catedral de St. Paul es realmente hermosa – especialmente sus Galerías – pero pagar 21 a 23 libras por persona está lejos de ser considerado barato.

Si andas con un presupuesto ajustado probablemente sepas que el London Pass es una tarjeta turística con la que podrás ingresar gratis a decenas de atracciones en Londres, la Catedral de St. Paul es uno de ellos.

No hace falta reservar una franja horaria para visitar la Catedral de St. Paul, basta con mostrar el London Pass en tu móvil al momento de ingresar a la Catedral.

Además, obtendrás un 10% de descuento en la tienda de regalos al mostrar tu London Pass.

La primera referencia a una iglesia en este sitio se remonta al año 604 d.C., cuando se erigió una pequeña iglesia de madera dedicada a San Pablo (St. Paul).

A lo largo de los años, varias iglesias sucesivas fueron construidas y destruidas, hasta que en 1087, la Iglesia Catedral de San Pablo fue completada. Sin embargo, esta catedral también sufrió daños por incendios y fue reconstruida en varias ocasiones.

Posteriormente, en el siglo XIII, se decidió construir una catedral gótica más grande y grandiosa en el mismo sitio.

La construcción de esta catedral tomó alrededor de 200 años, y fue completada en el siglo XIV.

Esta catedral gótica fue un hito arquitectónico y se mantuvo como un símbolo de la fe cristiana en Londres durante siglos.

Unos siglos después, en 1666, un devastador incendio arrasó gran parte de Londres, incluida la catedral gótica de San Pablo. Christopher Wren, un famoso arquitecto, fue encargado de diseñar y supervisar la reconstrucción de la catedral.

La nueva catedral fue construida entre 1675 y 1710, en esta ocasión se optó por utilizar el estilo barroco inglés diseñado por Wren y es justamente la Catedral de St. Paul que vemos hoy en día.

La Catedral de St. Paul ha dejado una marca indeleble en la cultura popular a lo largo de los años, apareciendo en diversas formas en películas, literatura, música y otras formas de arte.

Por ejemplo, la catedral ha servido como escenario para numerosas producciones cinematográficas y televisivas.

Desde clásicos del cine como «Mary Poppins» (1964) hasta películas y programas de TV contemporáneos como “Sherlock Holmes» (2009), “The Crown” y “Doctor Who”.

En lo que respecta a la literatura, ha sido mencionada y descrita en numerosas obras literarias, ya sea como parte de la trama o como un símbolo de la ciudad de Londres.

Uno de los casos más notorios es la descripción de la catedral realizada por Charles Dickens en su obra “Grandes Expectativas”.

La Catedral de St. Paul es un lugar que combina la experiencia espiritual con historia, cultura y vistas panorámicas.

Personalmente creo que es una joya arquitectónica y cultural que vale la pena visitar en un primer viaje a Londres.

Esto se debe a que ofrece una experiencia única al permitir a los visitantes explorar su impresionante arquitectura, aprender sobre su rica historia y disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad desde lo alto del domo.

En honor a la verdad, no todo es positivo ya que – a menos que tengas el London Pass – sus entradas son costosas. Además, necesitas de buena condición física para subir los 528 escalones hasta la Golden Gallery.